Receta de pasta con tomates carbonizados, burrata y aceite de romero

Hoy aprenderemos a preparar esta fabulosa receta. Su aspecto es muy agradable a la vista y es rival para su sabor, en especial si eres de los que siente una pasión por el queso con un enfoque más laborioso. Si aún no has tenido la oportunidad de probar la burrata, pues debes de intentar probarla a la brevedad posible o ponerla en tu lista de deseos, créeme no te arrepentirás, la razón, pues es un queso catalogado como fresco con una capa externar muy similar a la mozzarella con un centro bastante cremoso, esto produce una textura al paladar increíble siendo un deleite para tus papilas gustativas y muchos lo compara con el huevo de queso Cadbury.

Ingredientes

  • Queso burrata a la medida que gustes la porción es de un kilo para 4-5 invitados
  • 2-3 Tomates Frescos.
  • Tallos de espárragos.
  • Prosciutto
  • Un poco de Rúcala
  • Hojas de albahaca lo más fresco posible.
  • Algunas rebanadas de pan francés.
  • Aceite de oliva virgen extra de la mejor calidad posible, este es un factor sumamente importante.
  • Pimienta  y sal al gusto. Si es posible la pimienta recién molida no de supermercado y la sal koscher te dará mayor calidad.
Esparragos-Asados-queso-Burrata-gremolata

Preparación

Los ingredientes para preparar este fabuloso plato son muy adaptables por lo que no requieres de una exactitud y la única urgencia es tener un muy buen aceite de oliva virgen esto le dará un toque sublime al momento de superar el sabor de la burrata de alto grado.
Otra opción para esta receta es la de trasladar el plato del tazón y colocarlo en el plato aperitivo. Lo único que deberás de adicionar son mini tostadas y cubrirlos con ingredientes en la ensalada en porciones aún más pequeña.
Recordamos que los ingredientes no recuerden de medidas exactas, así que esto es ajustable al apetito que tengamos los comensales.

Para comenzar debemos colocar la burrata en un recipiente cortarla en el centro y dejarla drenar, paso seguido cortamos en rodajas el tomate y los colocamos juntos con los espárragos en una bandeja para hornear, luego rociamos con un poco de aceite uniformemente, espolvoreamos la pimienta negra y la sal por todo el tomate y los espárragos sin excedernos de pimienta, luego asamos en el horno durante poco menos de cinco minutos hasta que podremos apreciar que los espárragos se ablandan y los tomates agarren un color dorado. Una vez pasado el tiempo de cocción retiramos del horno y dejamos enfriar.
Finalmente cubrimos los espárragos con pan francés y los rociamos con una leve capa de aceite de oliva y los tostamos en el horno o en una tostadora.
Como último paso colocamos en un recipiente los tomates el prosciutto, la rúcula y las hojas frescas de albahaca, sazonamos con sal y pimienta y listo a degustar este exquisito plato.